En el marco del Programa Sin Créditos, donde fuimos afectuosamente invitados y acogidos por las amigas Selina Blasco, Lila Insúa y María Fernanda Moscoso, pudimos hacer una primera presentación de Alexia que nos permitió elaborar un balance inicial sobre lo “hecho y por hacer”.
Expusimos ideas y deseos, compartimos problemas y dificultades que nos vamos encontrando por el camino y, quizá sobre todo, leímos fragmentos de los textos publicados, tratando así de mostrar algo de nuestro hacer.
Abajo puedes ver el vídeo de nuestra intervención (45 minutos). Y aquí el vídeo completo del debate (2 horas y 10 minutos): preguntas, sensaciones, pensamientos y cuestionamientos al hilo, todo ello en un ambiente empático de escucha y atención muy especial.
Alexia

Empezamos por una frase de Platón: “Lo que se ve no es lo que pasa”. Si metemos un palo en el agua parece doblarse, pero sabemos que no es así. La cita de Platón advierte contra el engaño de los sentidos, pero podría resumir los planteamientos de las narrativas políticas tradicionales, dominantes.

Para ellas, lo que pasa es otra cosa que lo que vemos o sentimos que pasa. Lo que pasa se entiende “en función de” otra cosa. Más profunda, oculta o secreta, siempre en otra parte.

Lo que se ve es un “teatro” que ejecuta una pieza escrita en otro lugar, es un conjunto de “apariencias” o “signos” de la escena real: la escena del poder, de la coyuntura, de la macropolítica, de la relación de fuerzas, etc.

Nuestro desafío con Alexia -desafío en primer lugar hacia nosotros mismos- sería intensificar lo que pasa. Darle visibilidad y valor. Darle relato y pensamiento. Darle dignidad e importancia. Hemos llamado “pensamiento narrativo” a esa escritura de intensificación de la realidad.

¿Cómo se intensifica, qué es intensificar? Intensificar no sería analizar (o psicoanalizar) lo que pasa -como quien pone entre paréntesis la realidad, la abstrae, para ver qué hay detrás de las bambalinas-, sino entrar en contacto (tocar o dejarse afectar) con ello y pensar-contar desde ahí.

Lo que queremos hacer ahora es mostrar algo de lo que hemos probado hasta el momento en esta búsqueda de una “escritura de intensificación”, sus potencias y sus problemas.

Referencias:

Las reflexiones que hoy forman parte de Alexia vienen también de otras experiencias de acompañamiento, acción política y escritura, como por ejemplo Al final de la asamblea o Una Línea sobre el Mar (entre otras).

Hicimos lectura de fragmentos de los siguientes textos:

Egipto: entre el miedo y el desafío, un país en movimiento, por Wiam El-Tamami

Sin miedo a lo políticamente correcto: delirando sobre lo común (conversación colectiva)

Making of de las “Crónicas antiheroicas griegas”, por Irene Rodríguez y Marta Pérez

Carta desde Alemania: calor y frío con los refugiados, por Carolina García

Y hablamos de este cuento de Gabriel García Márquez:

Algo muy grave va a suceder en este pueblo